Mesa Redonda sobre Comunicación Pública en Habitaciones de Hoteles | Thursday 16 November 2006

Ayer asistí/me colé, en una mesa redonda que organizaba la Universidad Autónoma de Madrid a través del Master en Propiedad Intelectual y digo me colé porque conocía a muchos de los asistentes y aunque no me llegó una invitación formal, ésta sí vino por cauces oficiosos.

Pocas conferencias he asistido más interesante que ésta, sin lugar a dudas por la calidad de los ponentes y de los asistentes. Defendiendo la existencia de comunicación pública en las habitaciones de los hoteles Antonio Delgado Porras, padre de la Propiedad Intelectual en España y referente no solo en nuestro país sino también en OMPI y Latinoamérica; moderando, Rodrigo Bercovitz Rodríguez-Cano, coordinador y co-autor de los Comentarios de la LPI más prestigioso y auténtico referente en la materia; y finalmente, José Miguel Rodríguez Tapia, defensor de la no existencia de la citada comunicación pública y también autor de referencia en nuestro país. Además, entre los asistentes se encontraba el coordinador del Master, Rafael Sánchez Aristi, al que suelo citar en este blog y con quien comparto muchos de sus planteamientos. Ya le dije a los organizadores que después de invitar en la primera charla a tan ilustres y consagrados autores, iban a tener que invitar al mismísimo Dios para poder mantener el nivel de las conferencias.

Reconozco que éste es un tema complicado y no exento de polémica, ya debatimos en este blog hace unos meses sobre el mismo, y, grosso modo, podía entender tanto las posturas de Delgado Porras como de Rodríguez Tapia, pero como mantuve en su momento, y reitero ahora, todavía sigo entendiendo que sí existe un acto de comunicación pública en las habitaciones de los hoteles, pero de nuevo, no creo que sea una cuestión clara de decidir.

No voy a transcribir lo que dijo cada uno de los intervinientes porque sería intentar abarcar mucho para apretar poco, por lo que sintetizaré.

Delgado Porras ha redactado, o cuanto menos recomendado la redacción, de buena parte de nuestra ley de propiedad intelectual, y ha participado indirectamente en el procedimiento del caso “Hotel Rafael”. Para este autor, se produce comunicación pública, no en cada una de las habitaciones de los hoteles, sino en la estación del hotel que distribuye la señal a cada una de las habitaciones. Delgado Porras ha distinguido tradicionalmente dos tipos de actos de comunicación pública, una la “representación o ejecución pública” (que es lo que se produce en un cine, bar, etc. y que implica presencia de público), y otra la “comunicación al público” (que incluye la emisión, retransmisión, etc.). Para Delgado Porras, en las habitaciones de hoteles se produce una recepción de las señales por parte de los huéspedes, pero el verdadero acto de comunicación pública se produce en la centralita o estación de televisión que capta la señal por ondas hertzianas o procedimientos similares y la redistribuye a cada una de las habitaciones. Según él, en los hoteles se instalan pequeñas redes de cable y se hace una selección de contenido al orientar las antenas hacia un satélite u otro, lo que evidencia la existencia de un acto de comunicación pública según el art. 20 de nuestra ley.

Rodríguez Tapia, después de una introducción en la que no faltaron alabanzas a los otros participantes de la mesa, comenzó diciendo algo que creo que es acertado, y es que los derechos de autor están yendo demasiado lejos. No se refería a que se protege demasiado a los autores, o a que éstos deban estar más desprotegidos, sino que dentro de la legislación de propiedad intelectual se están metiendo “cosas” que ya poco tienen que ver con los derechos de autor, y puso como ejemplo las medidas tecnológicas.

Para Rodríguez Tapia, no existe un acto de comunicación pública en los hoteles porque no hay dicha red de distribución de señal; este autor aludía a un Real Decreto de 1998 que regulaba la instalación de las antenas comunitarias y añadía que las instalaciones de los hoteles no distaban mucho de las de ámbito doméstico, por lo que si unas no constituían un acto de comunicación pública, las otras tampoco.

Además puso varios datos y estudios curiosos encima de la mesa, como que lo que se ve en las habitaciones de los hoteles es en su mayoría fútbol y porno (y dentro de éste, un 68% es disfrutado por mujeres, algo que sorprendió a todos) y había una media de visionado de 47 minutos al día (insuficiente para el disfrute del repertorio de EGEDA, que son obras cinematográficas), demostrando el poco impacto económico real de la cuestión.

En definitiva, una mesa redonda sumamente interesante, con posturas contrapuestas perfectamente expuestas por auténticos referentes en propiedad intelectual en nuestro país y con la única conclusión de que cada uno se llevaba a casa la suya propia.

La sentencia del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas se espera para diciembre o enero. Por supuesto, en su momento hablaré de ella.

4 comentarios

  1. d.c. | permalink | 20.11.2006 a las 20:48:

    Andy, hay algo que no me entra en la cabeza leyendo este post y el anterior en el que tratas el tema, así como los comentarios.

    Según creo entender, lo que puede decidir si los hoteles hacen comunicación pública por tener televisores en las habitaciones es el tipo de instalación con la cual llevan la señal a las mismas. Supongamos que en vez de tener una centralita la cambian por una antena para cada habitación y una instalación individualizada. En ese caso que ocurre, ¿ya no habría ninguna posibilidad de considerar que están haciendo esa comunicación pública?

  2. Un Particular | permalink | 20.11.2006 a las 21:09:

    Hola buenas. Disculpa pero no acabo de entender lo del título de tu post “en Habitaciones de Hoteles”, ¿se realizaba en una habitación de hotel la conferencia?. De hecho al ver el título te iba a preguntar si sabias cuanto costaba de media alquilar una sala pequeña en un hotel para dar una conferencia. Saludos

  3. d.c. | permalink | 7.12.2006 a las 20:45:

    Andy, seguramente lo sabes ya, le han dado la razón a la entidades de gestión..

  4. d.c. | permalink | 7.12.2006 a las 20:57:

    Por cierto, que el tribunal ha dicho que hay comunicación pública “independientemente de la técnica utilizada para transmitir la señal“, así que me ha contestado a la pregunta que dejé arriba, :).

Dejar un comentario