De vuelta con los guionistas (y de viaje) | Saturday 10 November 2007

Recién aterrizado en Madrid, quisiera en primer lugar agradecer a Franz Ruz que tuviese la deferencia de dejar sus impresiones en este blog; a pesar de no haber podido asistir a la Conferencia, siempre es positivo saber qué se dijo allí y estoy de acuerdo con las reflexiones que dejó Franz en su post.

Como dije hace unos días, la semana pasada estuve disfrutando de Nueva York, una ciudad que me recarga las pilas y que, cada vez que voy, consigue enamorarme aún más si cabe. Además, en esta visita tuve la oportunidad de cumplir con uno de mis sueños ya que conocí e intercambié unas palabras con una de las personas cuyo arte hicieron que me dedicase a esto de la Propiedad Intelectual; esa persona es Woody Allen, autor que ocupa un lugar preferente en mi videoteca. Os dejo una foto que realicé durante su actuación en el Hotel Carlyle.

Woody Allen

Siguiendo con el tema de mi último post, la huelga de los guionistas americanos, el hecho de estar en EE.UU. hizo que siguiese la misma de forma directa y, a priori, me sorprendió sobremanera la amplia cobertura que los medios le han dado a esta huelga, aunque, por otro lado, no es para menos. The New York Times y USA Today dedicaban todos los días un artículo al seguimiento de la huelga y a sus consecuencias, y en la televisión americana (Fox News, CNN, entre las que pude ver), también ofrecían espacios exclusivos con entrevistas y análisis sobre los efectos que tendrá este parón para la industria del cine y la televisión (y en la economía americana en general, que depende en gran medida de estas industrias).

EE.UU. no es un país acostumbrado a huelgas por la poca fuerza que tienen los trabajadores y sus sindicatos, así que siempre llama la atención una protesta laboral de este tipo, más si cabe cuando la misma afecta al entretenimiento diario de los norteamericanos.

Los gremios de guionistas (WGA, del este y del oeste) han llamado a la huelga a más de 12.000 escritores de cine y televisión, organizando piquetes en la mayoría de los estudios de las majors de Hollywood y manifestaciones en el Rockefeller Center; desgraciadamente, y aunque pasé por este lugar en muchas ocasiones, no tuve oportunidad de verlas, aunque sí vi por casualidad en una calle entre la 10ª y la 11ª Avenida, una rata hinchable gigante que utilizaron para llamar la atención. Como ya comenté en el post anterior, las reclamaciones de los guionistas se basan en mayor participación en los beneficios por la venta de DVD’s y la explotación online e interactiva de sus creaciones.

Las estimaciones iniciales de las productoras es que la huelga sea duradera, entre 9 y 10 meses, casi el doble de la última gran huelga de guionistas americanos en 1988, que duró 5 meses, duración motivada por la complejidad de las negociaciones, según J. Nicholas Counter III, presidente de la asociación de productores. Además, aunque parece que la huelga no es comprendida por la mayoría de los ciudadanos (llama la atención ver a personas manifestándose con “ropa cara”, según decían algunas personas en televisión), sí está contando con el apoyo del candidato demócrata a la Casa Blanca, Barack Obama, así como de productores-guionistas de renombre, como James L. Brooks, Shonda Rhimes (“Grey’s Anatomy” y “Private Practice”) y Greg Berlanti (“Dirty Sexy Money”).

El efecto más inmediato de este parón es la cancelación de varios late-nights, entre ellos los de Jon Stewart, Jay Leno y David Letterman, que se graban en semi-directo y en los que el papel de los guionistas es más importante de lo que parece. Aunque en un primer momento la mayoría de productoras manifestaron que tenían suficiente material para soportar una huelga durante uno o dos meses, ya han anunciado la suspensión de la producción de varias series, entre ellas 24 (en el comunicado Fox decía que “hemos hecho un pacto con los fans; este es un show que se disfruta mejor sin interrupciones”), House (tiene seis episodios grabados), Grey’s Anatomy, la divertida The Office (cuyo guionista y actor, Steve Carell, es miembro de la WGA), Las Vegas, Nip/Tuck, Friday Night Lights y Desperate Housewives (todas estás últimas apenas tienen 2 ó 3 episodios grabados).

Las productoras también han comunicado que remplazarán estas series con repeticiones y con reality-shows, un duro golpe para los aficionados a las series que estamos disfrutando en los últimos años de una “época dorada” en la ficción televisiva americana. En España, y aunque el desfase entre la emisión americana y la española es cada vez menor, parece que no vamos a notar a priori esta huelga, aunque todo dependerá de la duración de la misma.

Lo cierto es que el tema es más complejo de lo que parece, sobretodo en la situación de recoversión de una industria que todavía está intentado adivinar por dónde irán los tiros los próximos años. Es indudable que Internet y la IPTV es el futuro, nadie lo discute, pero no están dispuestos a dar mayor porcentaje a los guionista primero, porque ello podría servir de precedente para que el resto de elementos de una producción audiovisual reivindicase aumentos, y segundo porque aunque todo el mundo está de acuerdo en que la distribución online es el futuro, no está del todo claro ni el modelo de negocio ni si el público pagaría por algo que podría obtener de forma gratuita (y sin publicidad).

Me interesa este tema tanto desde un punto de vista personal como profesional, así que iré haciendo un seguimiento de los acontecimientos a medida que se vayan produciendo. Mientras tanto y a la espera de los efectos de esta huelga en nuestro país, me quedo disfrutando con las series que he adquirido recientemente: Dexter, The Wire y las dos primeras temporadas de The Sopranos.

4 comentarios

  1. Ramón Rey Vicente | permalink | 10.11.2007 a las 19:48:

    Veo muy lógico que se de una cobertura informativa a la huelga de guionistas, teniendo en cuenta la importancia de la televisión a todos los niveles, siendo una industria de entretenimiento gigantesca. Además en Estados Unidos la producción propia de contenidos es inmensa y su exportación a otros paises es tambien una fuente de ingresos muy importante.

    Por otro lado, ¡que envidia! Cuando vino Woody Allen a Salamanca en una de sus actuaciones no pude ir, pero no porque no quisiera, sino porque lo trajeron como si fuera una cosa elitista y las entradas ya estaban todas “adjudicadas” a los personajillos y gentes”de nivel” de la ciudad.

  2. Andy Ramos | permalink | 12.11.2007 a las 17:47:

    No te creas que me fue fácil conseguir reserva en el Hotel Carlyle, lo intenté por mi cuenta y al final tuve que recurrir a una amiga newyorkina. Lo cierto es que aunque como clarinetista no es un fuera de serie, es imposible dejar de ver a ese músico como uno de los mayores genios de la historia del cine. Aún así, la banda sí era muy buena, estuve hablando un buen rato con el pianista, Conal Fowkes, sobre jazz, músicos españoles, música en general y me comentó que vendrían dentro de poco a España (en principio Barcelona y San Sebastián). De todas formas, con un poco de antelación y un desembolso de dinero, no creo que haya muchos problemas en verlo en NY, todos los que estábamos allí éramos extranjeros e hicimos la reserva telefónicamente; el problema fue que yo intenté reservar con poco tiempo de antelación.

    Y sobre Woody Allen, ayer vi “Cassandra’s Dream”, una de las mejores películas de la cinematogría reciente de Allen, historia simple, como Match Point, pero con unos personajes perfectamente definidos e interpretados. Aunque quizá volvamos a tener opiniones discrepantes.

    Un saludo.

  3. Iban | permalink | 12.11.2007 a las 22:11:

    ¿Tú tb te has comprado Dexter?…jejejeje… que nos gusta un psicopata.

    Me tienes que hablar de The Wire..

    Por cierto, saliendo del offtopic… me compré la Entertainment Weekly y viene un reportaje muy interesante sobre la huelga de los guionistas. Si quieres te lo paso…

    Una reflexión… ¿Qué pensarán los guionistas españoles de que sus colegas americanos tengan tanto poder y ellos… en fin… no estén muy apreciados?

  4. Jomra | permalink | 13.11.2007 a las 1:06:

    Saludos

    No cabe duda que las huelgas de “gente con plata” resultan un tanto extrañas (como las huelgas de los pilotos de Iberia), pero si hasta los futbolistas hacen huelgas ¿Por qué no los guionistas? Creo que es uno de los trabajos menos reconocidos “por el gran público”.

    En fin, me dan pena los gringos, que se verán inundados por “realitys”. No pues señores productores, entendemos que estén mosqueados por la huelga (aunque una cada 20 años es un buen promedio), pero no deben pagarlo con los televidentes. Lo malo es que sabemos que la gente se tragará los realitys :(.

    En fin, al menos espero que los guionistas adquieran el protagonismo que se merecen, leñes, son quienes escriben lo que tanto nos gusta en la TV :P.

    Hasta Luego 😉

Dejar un comentario