Música y MIDEM | Tuesday 29 January 2008

Ayer prometí hablar un poco del estado actual de la música y de todo lo que he visto estos días por el MIDEM, la feria del mercado de la música más importante del mundo. Yo iba acompañando a unos clientes y haciendo contactos para crear un proyecto independiente que, sinceramente, me ilusiona; espero que salga a la luz dentro de poco, aunque no va a ser fácil. Aunque allí estás casi todo el día liado entre reunión y conversación, saco estas conclusiones.

La música pasa por tiempo inciertos y eso se notaba en un MIDEM en el que apenas se ha notado la alegría que debería haber al ver que la música de miles de autores, artistas y productores está hoy en todas partes de nuestro día a día.

El MIDEM, para los que no conozcan su funcionamiento, es un sitio en el que discográficas, artistas, editoriales, entidades de gestión colectiva de derechos, empresas de tecnología y en general cualquier persona involucrada en el negocio musical de cualquier parte del mundo, se reúnen para buscar oportunidades de negocios. Por lo general uno va al MIDEM con la agenda bastante ocupada, intentado conseguir reuniones con distribuidores/productores/… internacionales que distribuyan tus discos, entre otras cosas. A pesar de que las majors representan casi el 80% del mercado mundial y de que EE.UU. es un 40%, su presencia brillaba por su ausencia; está claro que juegan en otras ligas y que a esa feria se va a buscar oportunidades de negocio o a afianzar relaciones y las grandes disqueras tienen una estructura suficiente como para no tener que pegarse una paliza en un sitio como éste. Porque las jornadas son agotadoras, se aprovecha desde el primer café del día hasta la última copa de la noche para intentar vender/comprar tu producto. Poco glamour y mucho mono de trabajo.

Un enorme cartel en la puerta principal intentaba evidenciar el estado de ánimo de la industria:

musicisalive.jpg

La Música Es En Directo/La Música Está Viva

La música en vivo está viviendo una época dorada mientras que la música grabada está en horas bajas; no es casualidad entonces que Madonna decidiese firmar por un promotor de conciertos en vez de en una productora de fonogramas para grabar su próximo disco.

Podría resumir todo lo que se decía ahí en que la industria (sobretodo la independiente, que era la mayoritaria) está ya un poco cansada de que se hable tanto de un business model” que nunca acaba de llegar. Las miradas están puestas en los ISP; Paul McGuinness, manager de U2, ha sido el más crítico con los proveedores de contenidos:

“Network operators should take responsibility for the content they’ve profited on from years”

“These tech guys think of themselves as political liberals and socially aware. They search constantly for the next ‘killer app’. They conveniently forget that the real ‘killer app’ that many of their businesses are founded on is our clients’ recorded music.”

“Kids won’t pay $25 a month for broadband if they just want to share their photos, do their homework and email their friends.”

Bastaba con saber el título su keynote para saber por dónde iban a ir los tiros: “The Online Bonanza: Who is making the money and why aren’t they sharing it?” (La Bonanza Online: ¿Quién está haciendo dinero y por qué no lo reparte?). La diana ahora está sobre los ISP, “culpables” de ser los más beneficiado del “todo gratis” de Internet y parece que ya hay movimientos por parte de las teleco por participar en el negocio de los contenidos. Creo que el camino irá de alguna forma por ahí.

El business model que más se repetía era el gratis+publicidad, sobretodo por la publicidad ofrecida por Qtrax, el gran fiasco de la feria. Estaba por todas partes, dentro y fuera de la misma, con fiestas, charlas y carteles como éste:

qtrax.jpg

“Esto debería dejarte sobrio: Número de descargas ilegales durante el MIDEM”

Durante el MIDEM, afirmaba Qtrax, se iban a descargar de forma ilegal casi dos millones de canciones en Internet y este dato les servía para anunciar el lanzamiento de su retrasada red P2P basada en este modelo de música gratis con DRM a cambio de publicidad (según ellos) no intrusiva. A pesar de anunciar a bombo y platillo su lanzamiento y que habían llegado a un acuerdo con las cuatro majors (Warner, Sony BMG, Emi y Universal), rápido se apresuraron éstas a desmentirlo; se estaba negociando, pero todavía no había un acuerdo cerrado. Además aunque el sitio web ya está disponible y anuncia que tiene más de 25 millones de canciones, la realidad es muy diferente, ya que sin acuerdos con las majors, poca música tiene que ofrecer. Estoy de acuerdo con Antonio en que suena a vaporware.

Y aunque la música ahora es cosa de las Telecos, no había una excesiva presencia de ellas (ya digo que ha sido un MIDEM muy descafeinado) más allá de algo de Nokia, Sony Ericsson, Zune y nada de Apple, a pesar de ser el que ahora mismo corta el bacalao en la música online.

Sí me ha llamado la atención una nueva tecnología que presentaba la empresa francesa Musinaut, el formato MXP4, un nuevo concepto interactivo musical que, sobre una base, el usuario va remezclando el tema para adecuarlo a su gusto: acústico, electrónico, hip-hop, lounge-style, etc. Lo estuve probando en su stand y la verdad es que era entretenido ir creando tu canción sobre las bases rítmicas que te ofrecen; además puedes ir creando filtros para memorizar tus mezclas y escuchar una u otra según tu estado de ánimo. Han creado su propia discográfica, Flying Truffles, para producir a sus propios artistas en MXP4 y esperan que durante 2008 se lancen varios discos compatibles con este formato que puede ser reproducido (y mezclado) en móviles, mp3’s, ordenadores, etc. Aunque no creo que se convierta en estándar, sí me parece una iniciativa interesante y muy creativa para los músicos. Es una pena que no ofrezcan un sample en su web.

Y sobre majors se ha hablado pero poco; muchos daban ya (por fin) hecha la fusión entre EMI y Warner. Lo cierto es que Terra Firma, la empresa de capital riesgo que compró EMI recientemente, no ha encajado muy bien en este sector en el que las cosas se hacen de otra manera; el trato es humano, los contratos se firman después y no antes, y la relación es sobretodo de confianza. Robbie Williams, Coldplay y los Rolling, entre otros, ya han manifestado estar en contra de la nueva dirección.

La representación española vino liderada por el atractivo stand montado por el ICEX, con quien daba gusto tratar; magnífica la gestión que hace para promocionar la industria cultural fuera de nuestras fronteras. El problema es que las majors tienen sus propios canales y las independientes, como decía Mario Pachecho, presidente de Nuevos Medios, no pueden salir fuera cuando son débiles dentro; hace falta una industria independiente potente en el interior para poder plantearse su internacionalización, sobretodo cuando las independientes en nuestro país son prácticamente artesanales y en las que ves que sus dueños están ahí por la pasión que tienen a la música, y no tanto por el dinero que están haciendo en la actualidad.

No hay lugar a duda: son tiempos de cambio. El modelo de negocio se sigue buscando y no toca otra que aguantar las vacas flacas para cuando se definan las nuevas formas de explotar la música. Mientras tanto os dejo con dos columnas de Diego Manrique (especialista de música de El País); la primera sobre la penosa lista de ventas de España (¡¡faltan novedades!!) y la segunda sobre la servil situación de los artistas (algún día hablaré de este tema).

Dejar un comentario